Baño de Cajón

por Cristian Fuenzalida.... La Cossogne Diplomatique

domingo, septiembre 24, 2006

Pagada 'e piso

-Loco, si te digo qu’es verdá’. Usa peluca. Me di cuenta hace como dos meses no más, pa’ que veáis que soy perceptivo. Fue onda pa’ la convención anual d’incompetentes sin ayuda psiquiátrica, aquí mismo, a dos cuadras d’acá en el salón qu’está abajo d’ese edificio color lila qu’está que se cae. Bueno, filo. La hueá es que como en la mitad se m’ocurrió ir al baño – de puro sapo no más – y ahí lo caché po’, in fraganti, pegándose el peluquín sobre su brillante pelada. Me miró y como que se puso entero ‘e nervioso, pero d’ahí no lo había visto hasta ahora.

- ¡Guah!, ¡Qué loco!

- Si pos, además supe qu’andaba en cosas raras con la Fernández. ¿t’acordáis? Es esta mina que iba en tu colegio, pero como tres o cuatro cursos más arriba. Nosotros decíamos que tenía cara ‘e vieja. Después supe qu’estuvo casada en Alemania, pero pa’ mí qu’es puro cuento no más; porque d’eso sí que tenía fama.

- Alemania, ah, ¡qué buena! Debe ser la raja esa hueá

- Sí, demás que sí. Dicen que la señora del Barril López es reloca. Como que (…) ¡Socio! Me trae uno d’esos que toma el compadre de la mesa d’ahí, d’al la’o ‘e la ventana (…) Sí, sé qu’es trago ‘e mina, pero m’importa una hueva (...) bueno ya, échele más de eso, pero no se pase, mire que la otra vez me fue como el pico (…) ¿En qué estaba? ¡Ah, sí!, bueno creo que la vieron rondando el departamento de finanzas el sábado en la tarde. Yo no sé d’esas cosas de finanzas, pero los políticos sí. Ellos y los rotos con plata. ¡Puta que me caen mal los rotos con plata! ¿y a ti?

- Son bien hue’ones esos locos. Igual conozco como dos que salvan.

- Claro, pero son los menos. Son bien duras estas sillas. Si cachan que son de pura madera podrían avisparse un poquito y chantarle un cojincito por lo menos pos. Mira qu’igual jóvenes no somos y onda no quiero llegar a los sesenta sin poto. Eso debe ser triste. ¿Te cacháis que pa’l 2040 vamos a estar terri’le ‘e viejos? Onda de vuelta a los pañales.

- La dura. Sí, eso es como bien terrible. La cagá, no se m’había ocurrido.

- Sí po’, el otro día me vino a la cabeza eso. No cachaba nada antes, pero ahora leí eso de los pañales en Internet. Igual hay unos que son refeos, pero demás que d’aquí al 2040 eso lo arreglan (…) Oiga, pucha, sabe qu’hace rato que pedí y todavía no traen nada, ¿por qué no va a ver? (…) ¡Gracias te pasaste, loco! (…) Bueno, ¡y así es la cosa no má’ po’! es terrible la vida en la ciudá’. Mi ‘amá tenía razón, pero no en todo. ¿ T’acordáis lo que nos decía cuando pendejos?

- Sí, sí po’, casi to’os los días m’acue…

- ¡Qué bueno! Así no más pos… ¡Hue’ón! ¿Te cachaste la hora que es?

- ¡Oh! ¡Terri’le ‘e tarde!

- Sí po’. Vamo’ a llegar super atrasados. No me trajeron nunca la hueá. Cagué no más po’ (…) ¡Compadre!, ¡Eh!, compadre, tráigame la cuenta no má’. Nos tenemos que ir (…) Vale, ¡Gracias!

- Vamos, que si no onda la loca esta se va a poner poquito histérica…

- Sí, sí, vamos. No les pienso dejar ni una hueá ‘e propina. Por hue’ones les pasa no más pos.


Por Cristian A. Fuenzalida




HOLE IN MY SOUL / AEROSMITH


1 Comments:

At 12:33 p.m., Blogger El Rene said...

jajajajaj, que buena
me imagine que eras tu hablando y hablando :S sorry, jajaja!!

sabes de que tengo ganas de empezar a hacer uan revista, no, no de esas de las vedettes si no de las que se leen! pero no se como se empieza un acto asi!
un abrazo amigo!

 

Publicar un comentario

<< Home