Baño de Cajón

por Cristian Fuenzalida.... La Cossogne Diplomatique

jueves, agosto 24, 2006

American Geisha (modelo compacto)

Digamos que la Geisha, esta abnegada mujer japonesa que ha estudiado con el sólo motivo de complacer a los hombres no es un producto exclusivo del Japón. Modelos de mujeres serviciales siempre disponibles y poseedoras de una paciencia infinita se repiten en un sin número de culturas incluso hasta el día de hoy cuando las mujeres se han propuesto desenmarcarse de este cuento macabro en el que han sido incluidas en un rol secundario cuyo objetivo final es la gloria y fama del protagonista de la historia.

En América el modelo de mujer ultra complaciente no aparece representado con maquillajes, ni grandes conocimientos del arte y de la música, sino que mágicamente. Ese es el caso de la imagen representada por una serie de televisión creada en la década de los 60, que si bien podemos argumentar que representó a un modelo vigente para su época, no podemos dejar de notar que se ha estado transmitiendo hasta el día de hoy, mostrándose, como modelo social, a más de una generación. Hablamos de “Mi bella genio” (I dream of Jeannie, 1965).


Como resumen básico, es la historia de un mayor de las fuerzas espaciales norteamericanas que, después de un aterrizaje en tierras lejanas, se encuentra con una extraña botella. Al destapar tan extraño artefacto su secreto se revela ante él. No había encontrado nada más ni nada menos que una genio que estaba dispuesta a cumplir todos sus deseos- destaco y enfatizo este punto: dispuesta a cumplir todos sus deseos.

Bajo un modelo machista de concebir al género masculino, puedo asegurar que este hombre tiene su vida resuelta. Es poseedor de una mujer, que hará todo lo que él pida sin chistar. Además puede atribuirse sus logros personales, porque claro está, como es una genio debe permanecer escondida, no vaya a ser que en un descuido alguien la hurte y la use para su beneficio- evento que sucedió en más de un episodio. Se perpetúa de esta manera la idea que se tiene del rol de la mujer en esta sociedad de hombres: la mujer pertenece al mundo privado, al interior, a la casa. Cualquier cosa que haga por muy maravillosa que sea debe ser realizada en el más absoluto silencio y anonimato. Por otra parte -y lo que es más clarificador en demostrar que series de televisión como ésta no ayudan más que a perpetuar el modelo sexista existente- todo lo que la silenciosa “genio” haga o deje de hacer está relacionado con el bienestar de un otro, de un Mayor Nelson.

Bajo este marco se muestra a una mujer abnegada y sometida. Los argumentos para tal sumisión en este caso serían: primero, que una genio le debe lealtad máxima al hombre que la libere de la botella. Esto se asemeja a una gran serie de fábulas y cuentos donde un hombre rescata a una mujer y ésta lo ama hasta la eternidad (si no me cree, le aconsejo que vea tres clásicos cortesía de Disney: La Cenicienta, Blanca Nieves, y la Bella Durmiente). Segundo, y con relación al primer argumento, esta lealtad al libertador se justifica en la tradición: las genios lo han hecho por generaciones, ¿por qué, si ha funcionado tan bien, va a cambiarse ahora? Además, la base de esta tradición se justifica en el “deber” y este “deber” se caracteriza por ser un hecho de orden natural: Es la naturaleza final, la esencia de una genio lo que la lleva a someterse. Lo natural nos expone esta situación como fuera de nuestros dominios humanos, obedece a un poder divino al que no podemos desafiar sin salir seriamente dañados. Un tercer argumento que podemos levantar- por si lo natural no fuera suficiente- es el amor. Resulta que la genio “ama” a su mayor de ejército, y en esta sociedad, donde el valor “amor” es supravalorado, la sumisión de la genio se consolida aún más. ( Si de nuevo no me cree acerca de lo sobrestimado que el valor “amor” se encuentra en esta sociedad le recomiendo que vaya a misa los domingos y se vea unas cuantas teletones de corrido. Si después de eso no está conmovido, esté en todo su derecho de sentirse culpable) Entonces, no es casual que sea la genio la que demuestre todo su amor al Mayor Nelson, porque bajo esta lógica la expresión del afecto es absolutamente femenina y por lo mismo no es curioso que a Sidney Sheldon, creador de esta serie, le haya importado un carajo desarrollar el lado afectivo del protagonista. El Mayor Nelson, no ama. Él necesita pero no afectos sino servicios.

Finalmente, hay que resaltar que los argumentos en las series de televisión muy pocas veces reflejan exactamente los procesos sociales del momento. Normalmente, obedecen a ciertos estereotipos que flotan en la colectividad y que son fácilmente reconocibles. Pero cuidado, muchas veces, y sobre todo en televisión, estos comportamientos se nos presentan bajo una ilusión de familiaridad aterradora. Yo les pregunto, sobre todo a las mujeres: ¿se identifican ustedes realmente con un modelo femenino así?. Lo dejo a su reflexión, lo único que puedo agregar es que si queremos cambiar la forma en cómo esta sociedad se construye debemos dejar de creer todo lo que está en la tele, no nos olvidemos que Mi Bella Genio es un cuento, un viejo y gastado cuento de terror.




Por Cristian A. Fuenzalida



Artículo también disponible en / article also available in /article disponible aussi en :

ENGLISH

FRANÇAIS

3 Comments:

At 8:12 p.m., Anonymous Anónimo said...

nuestro querido yuyo ha dado en el clavo de nuevo con este analisis. sin embargo siento que se puede ver desde otra perspectiva tambien. tal vez el autor de la serie quiso poner en evidencia la hipocrecia con que la sociedad se manejaba en esa epoca y que lamentablemente se mantiene hasta el dia de hoy.

lo disfrute mucho.

freddy.

 
At 8:20 p.m., Blogger Mr.Coxon said...

Es cierto...depende del punto en que nos paremos...por el momento no he tenido el agrado de conocer al creador de la serie ..que loco está vivo...así que por el momento prefiero pensar mal jejejeje un abrazo gran freddy!

 
At 11:03 p.m., Anonymous Tu hermana said...

Hermanito pensador...dejame decirte que la verdad es que la television y la gente retrograda con influencias, han retrasado bastante a las mujeres de hoy con su manera de pensar, pero no lo han logrado suficiente, cada dia las mujeres estamos demostrando nuestro liderasgo y ahora aparecen cada vez mas hombres macabeos y relaciones en las q manda calson jajaja, y esto no se da solo en el ambito amoroso, perdimos el miedo en bastantes aspectos.
Empesamos a competir en carreras universitarias y tecnicas, en puestos trabajo ya nos creemos mas el cuento, pero esto está solo empesando, espero que los hombres se den cuenta que sentaditos en su oficina van a quedar pronto atrás y se pongan las pilas para que existan mayores competencias en ambos ámbitos.... me parece q soy un poco feminista pero solo en algunas cosas... porq sigo adorando la caballerosidad jajaj debo reconocer q las mujeres somos independientes CUANDO NOS CONVIENE jajaja


te quiero mucho hermano besos

 

Publicar un comentario

<< Home