Baño de Cajón

por Cristian Fuenzalida.... La Cossogne Diplomatique

jueves, diciembre 01, 2005

¿No tiene? Llega hasta acá no más...


Hace un par de semanas me apabulló lo que leí en el Internet. Decía algo así como: “Pitéate un Flaite”. ¿A qué se referían con tal epíteto? La verdad que no me demoró mucho saberlo. La idea era protestar de una manera extrema, lo que a mi entender no está mal. Ahora bien bajo el disfraz de la broma sarcástica y negra, subyacía la intención de burlarse de un cierto grupo social chileno.

El problema se hace mayor aún cuando se lee la descripción de “Flaite”: persona marginal, que habla mal (se daba un cúmulo de frases que no se deben pronunciar bajo ningún motivo para así no ser “flaites”), otra característica es que rayan las calles, son delincuentes juveniles y drogadictos. Incluso se llegó a caracterizarlos físicamente haciendo circular fotos por la red de cómo debería verse y vestirse alguien digno de ser un “flaite”.
Es que en Chile, cierto tipo de clasificaciones son bastantes macabras a mi parecer. Es muy fácil tratar a alguien de picante, rasca, punga, cuma, flaite, chanta, volao, pato malo, chana, camboyana, warra, etc. Se dicen, pero no se hace nada para remediarlo. Este fenómeno es peor cuando se dirigen a aquellos que se ubican en la parte baja de nuestra alta pirámide social. Se les califica, clasifica, marca y encierra de modo que resulta prácticamente imposible que, por sí mismos, se saquen el estigma de encima.

Lo anterior se acrecienta con la discriminación geográfica. Se habla de las comunas marginales, de las poblaciones callampas, etc. Esto cierra más el círculo, no importa y ni si quieras trates de mejorar en ningún aspecto, si vives en esa “pobla”, picante eres y no hay más.

Discriminación y segregación no riman con solución o integración. Es muy difícil generar programas contra la superación de la pobreza sin antes cambiar o por lo menos flexibilizar la sectorización geográfica y social que en Chile es tremendamente fuerte.

Si la pobreza es la negación sistemática de los derechos, estamos frente a un ejemplo de ello: el derecho a cambiar libremente. No se puede. Normalmente las personas pobres en Chile nacen y se mueren dentro del mismo sector. Lo que finalmente convierte el status casi en un gen heredado y que para variar es dominante.

Mucho de habla de la superación de la pobreza, de llegar a ser un país desarrollado. Pues bien, creo que esto es imposible dentro de una forma de ser social tan excluyente y cerrada como la nuestra. No podemos alcanzar un nivel de “desarrollo”, tanto económico, cultural y moral, negando una gran parte de nuestra propia gente.

No se puede generar un cambio social atacando a los síntomas del problema y dejando que la enfermedad o se agrave o quede latente. Latente es el caso de un país como Francia que a pesar de su ya conocido y gastado lema “Libertad, Igualdad y Fraternidad” y también a pesar de ser potencia mundial acaba de tener una manifestación de una enfermedad latente y escondida, la enfermedad de la reclusión, exclusión y discriminación. En Chile el panorama no es tan diferente, salvo que estamos quizá un paso más atrás. Nos estamos desarrollando económicamente y además nos seguimos segregando socialmente, pero no se ha cubierto cierta población bajo un telón negro que no deja entrar o salir ni luces ni sonidos. En este caso estar un paso atrás nos debería ayudar, si nos damos cuenta a tiempo claro, a no cometer o seguir ciertos ejemplos que a pesar de sus adornos han demostrado podrirse con el tiempo.

Los medios de comunicación, por su parte, no hacen mucho para superar los prejuicios acerca de la pobreza. La mitifican cada vez que sucede uno que otro evento haciéndolos ver como inválidos sociales. Ése amarillismo que por un lado sirve para calmar el dolor de los síntomas sociales también perpetua el proceso de separación. Es claro el ejemplo de los temporales y las inundaciones. Tenemos a todos los matinales que se pelean todos los campamentos disponibles de la capital buscando el que tenga más agua, más casas, más guaguas y embarazadas. La periodista se para con el agua en las rodillas y habla de solidaridad, preocupación mientras llega la Bolocco con colchones y frazadas.

La intervención de los medios actúa en dos sentidos opuestos. Sería injusto negar que las campañas de la televisión con su alto alcance popular ayudan a calmar los dolores y a minimizar las tragedias. Pero son aspirinas, no soluciones. Dar por dar tiene el mismo efecto que decir “los pobres son pobres porque son flojos”, el efecto de la perpetuidad.

Se requieren intervenciones con un contenido social. Un mejoramiento integral de todas las áreas. La clave es la educación dicen muchos. Pero la pregunta que queda después de tanta reforma es: ¿En qué ayuda la mejora de la educación si el sistema educacional chileno no está preparado para el asenso intelectual en masa de los menos afortunados?

Esta situación es real, nuestro modelo económico, exageradamente neoliberal es, literalmente, el hermano gemelo de la exclusión, mientras más pagas, más tienes. En Chile, no hay un sistema de educación superior hecho para que los pobres estudien. Las Universidades Públicas de la Unión Europea no cobran más de €250 a €300 al año. En nuestro país la educación superior pública supera casi en 10 veces el valor europeo, llegando a costar el equivalente a €2800 anuales aproximadamente. Además, hay muchos factores que influyen en el nivel educacional de las personas más desposeídas, por ejemplo, las expectativas del medio. ¿Para qué te esfuerzas por salir de donde vienes, si el entorno en el que estás no confía en tus capacidades? Esto, tiene mucho que ver con lo mencionado antes, la estigmatización. En el sistema educacional público de los sectores más desposeídos hasta el nivel de motivación de los profesores está disminuido. Sus expectativas también, lo que inevitablemente se traspasa a los jóvenes junto con todos los otros aspectos que los rodean que ayudan a perpetuar su estado.

La intervención del gobierno, ha sido desde hace muchos años de corte asistencialista. Esto, como se ha descrito anteriormente, invalida a los más pobres en su calidad de personas autovalentes. No hay que negar que últimamente, los gobiernos han intentado soluciones menos asistencialistas, como la creación de la Junji e Integra encargadas de cuidar a miles de niños en el país para que sus madres puedan trabajar. Eso es dar oportunidad, pero una oportunidad que se trunca rápidamente al toparse con más puertas cerradas: Malos trabajos, bajos sueldos, etc. No mejora el estatus económico de las familias, por lo que, según nuestro modelo económico muy parecido al “monopoly”, “no tiene más, llega hasta acá no más”.

Es como si todavía Chile fuese un feudo, una sociedad de castas. Tenemos a los Aristócratas, con duques, condes y marqueses, quienes pase lo que pase no bajan de su pedestal, ni ellos ni sus descendientes. Al centro está la mayoría de nosotros, los burgueses. Vivimos en la ciudad trabajamos, tenemos un pasar desde el digno al bueno, con más oportunidades, que nos da el talento, el trabajo o la suerte. Abajo, están los esclavos. Seres a quienes se les ha negado el estatus de personas, y también todos sus derechos.

Igualdad de derechos significa dignidad para todos, no dinero para todos. Oportunidad para todos. Oportunidad y herramientas para aprovecharlas. Las herramientas las puede dar la educación y las oportunidades la sociedad completa. La idea es dejar, paulatinamente los prejuicios de lado, dejar las sectorizaciones y abrir las ciudades. Hay que evitar los calificativos y las generalizaciones a raja tabla. Debemos dejar la rigidez de nuestra estructura social de lado. La pobreza no se acaba con soluciones parche, ni con sólo educación, o sólo salud, o sólo más dinero. Se termina con la pobreza con todo eso reunido, pero integrado en una estructura social que sea capaz de soportarlo, y aceptarlo, mas no mimetizarlo. La mimesis no es más que echar tierra sobre lo que no nos gusta. Se vuelve a la represión, la que tendrá tarde o temprano que escapar por algún lado, como lo ha hecho en Francia hace ya más de un mes.


Cristian Fuenzalida

5 Comments:

At 12:01 p.m., Blogger Nina said...

Mientras sigamos encontrando campañas asi "entretes" o la "polemica del momento" no solucionamos nada...

Me siento identificada con este post. Opino lo mismo y me han tildado de comunista muchas veces por pensar asi. Una lastima, porque ver la realidad y no esconderla debajo de una alfombra como lo hace generalmente la sociedad o adoptar simplemente la postura que Chile es un desperdicio al fin del mundo que no se puede arreglar..no es la solucion es el gran escollo si queremos un pais desarrollado que no consiste en tener una gran cantidad de malls sino una mejor calidad de vida para cada uno de sus habitantes.


un post un poco largo..te agrego a mis link.
Saludos.

 
At 12:13 p.m., Blogger Dinorah Cruz said...

Es interesante conocer el punto de vista de los chilenos respecto a su país, pues para muchos latinoamericanos Chile es el modelo de país, lo que muchos de nuestros países deben convertirse.

También es interesante evaluar las situaciones que los han llevado a ser uno de los países con mejores condiciones de vida de Latino América.

Dinorah
Guatemala

 
At 11:22 p.m., Anonymous cerraron mi pag por falta de visitas :( said...

sinceramente me dio flojera leer tanta palabra en la pag
no es por criticar pero si hablado marea, escrito peor
en fin, esa es mi opinion respecto a estos comentarios, con esto no quiero decir que sean malos, tal vez al contrario...
y mi comentario respecto a los temas es otra lata que no les voy a dar XD
sigue asi

 
At 7:45 p.m., Anonymous Anónimo said...

You have an outstanding good and well structured site. I enjoyed browsing through it »

 
At 8:01 a.m., Anonymous Anónimo said...

That's a great story. Waiting for more. Refinance seattle mortgage rate calculator Www webromotion dental plans blowjob party pool Lymphoma and leukemia cancer Muniz coat of arms St patrick day bingo Joliet cosmetics video cards 1700's and 1800's furniture Lasik eye surgeon kansas services incorporation supplements herbal

 

Publicar un comentario

<< Home